Tras los pasos de Don Quijote

29 marzo, 2008
                                    dquijote-ninos.jpg        
                                                                                       

Uno de los episodios más famosos de El Quijote es el de los molinos de viento a los que Don Quijote confunde con gigantes. Los molinos se utilizaban para triturar los granos de los cereales y estaban impulsados por la fuerza del viento. Los molinos de la Mancha tienen forma cilíndrica y terminan en una cubierta cónica construida en un principio de paja, más tarde de madera y luego de zinc. El viento movía las aspas al igual que mueve un barco velero. Para saber a qué lado se debían orientar las aspas, se abrían las ventanitas de arriba del molino y se ponía un montoncito de harina, ésta volaba con el viento, y así sabía el molinero de que lado soplaba el viento. Entonces giraba toda la cúpula o techo para aprovechar al máximo la dirección del viento y así poder convertir los granos de trigo en harina. Estos hermosos y gigantescos molinos los podemos encontrar a lo largo de toda La Mancha, en sus pocos montículos, destacados entre las inmensas llanuras. Están en pueblos como Campo de Criptana, Alcázar de San Juan, Consuegra y Mota del Cuervo.

Si quieres saber cómo se vestía la gente en tiempos de Don Quijote, cómo vivía, conocer más personajes de la obra o saber qué eran los libros de caballerías, entre otras cosas, te recomiendo que visites esta interesantísima página en la que incluso podrás hacer crucigramas:

 

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/manuelperez/curso0405/quijote/index.php

 

quijote-comic.jpg

Salamanca y el Lazarillo de Tormes

29 marzo, 2008

El Lazarillo de Tormes comienza en Salamanca, donde había nacido Lázaro. En el Tratado primero podemos leer:

Pues sepa Vuestra Merced, ante todas cosas, que a mí llaman Lázaro de Tormes, hijo de Tomé González y de Antona Pérez, naturales de Tejares, aldea de Salamanca. Mi nacimiento fue dentro del río Tormes, por la cual causa tomé el sobrenombre; y fue de esta manera: mi padre, que Dios perdone, tenía cargo de proveer una molienda de una aceña que está ribera de aquel río, en la cual fue molinero más de quince años; y, estando mi madre una noche en la aceña, preñada de mí, tomóle el parto y parióme allí. De manera que con verdad me puedo decir nacido en el río.

A Lázaro le viene su sobrenombre del río Tormes, que atraviesa Ávila y Salamanca y desemboca en el Duero. Los padres de Lázaro son de una aldea que está junto a este río y que se llama Tejares. Este lugar tiene una historia peculiar: fue un municipio independiente hasta que en 1968 se integró como barrio en la ciudad de Salamanca. En la época en la que se escribió la novela era un lugar relativamente importante (en 1534 tenía unos 450 habitantes). Salamanca se halla muy vinculada a esta famosa novela picaresca, junto al Puente Romano hay una estatua que le rinde homenaje, ¿la habéis visto los que habéis estado por esas tierras de excursión?.

lazarillo-escultura.jpg

 

Unos de los pasajes más famosos del la obra ya lo hemos leído en clase: es el del ciego y el toro, y aparece también en el Tratado primero.

Salimos de Salamanca, y, llegando a la puente, está a la entrada de ella un animal de piedra, que casi tiene forma de toro, y el ciego mandóme que llegase cerca del animal, y, allí puesto, me dijo:
-Lázaro, llega el oído a este toro y oirás gran ruido dentro de él.
Yo simplemente llegué, creyendo ser así. Y como sintió que tenía la cabeza par de la piedra, afirmó recio la mano y diome una gran calabazada en el diablo del toro, que más de tres días me duró el dolor de la cornada, y díjome:
-Necio, aprende, que el mozo del ciego un punto ha de saber más que el diablo.
Y rió mucho la burla.
Parecióme que en aquel instante desperté de la simpleza en que, como niño, dormido estaba. Dije entre mí: «Verdad dice éste, que me cumple avivar el ojo y avisar, pues solo soy, y pensar cómo me sepa valer».

A la entrada del Puente Romano de Salamanca,  se encuentra la estatua más antigua de la ciudad. Su origen está en los Vettones, pueblo cuya economía era esencialmente ganadera. Representa un animal incierto y, aunque popularmente se conoce como verraco (cerdo reproductor), podría tratarse de un toro. La escultura estuvo en diversos museos hasta que se volvió a colocar sobre el puente el 23 de octubre de 1954 para celebrar el IV centenario de la publicación del Lazarillo de Tormes. Desde entonces, su ubicación ha variado desde el interior del puente hasta la actual entrada, sitio que ocupa desde 1993.

 

lazarillo-toro-2.jpg


Arte y Literatura: Goya y el Lazarillo.

28 marzo, 2008

lazarillo-3.jpg 

   Lazarillo de Tormes (80×65 cms, óleo sobre lienzo, 1808-12)
                                 Francisco de Goya y Lucientes

 

La ausencia de encargos durante la Guerra de la Independencia disparó la imaginación de Goya, el pintor creó obras de diferente temática como los Bodegones o este Lazarillo. En él narra uno de los pasajes más atractivos de la anónima novela picaresca: el ciego al que atendía Lázaro dio al muchacho una longaniza para que la asara, pero el hambre provocó que el crío sustituyera la longaniza por un nabo y se la comiera, el ciego presintió el engaño, metió la nariz en la boca de Lázaro y esto hizo que la vomitara.

Goya nos presenta al ciego sentado, está introduciendo los dedos en la boca del muchacho al que sujeta entre sus piernas para que no se escape. Las tonalidades oscuras se adueñan de la composición, con cuadros como éste el pintor supera su etapa colorista para adentrarse en las Pinturas Negras, en las que se puede comprobar su desánimo.

 

Como ya hemos hablado en clase, a veces, el arte se nutre de la literatura en su búsqueda de motivos y temas. Goya encuentra en el Lazarillo su tema de inspiración. Lo mismo le ocurrirá, ya en el siglo XX, a Picasso con La Celestina. ¿Conoces otros casos similares?

 

celestina2.jpg

                                          La Celestina, (1903)                

                  


Si te gustó Mandrágora…

22 marzo, 2008
mandragora-2.jpg

Laura Gallego, la joven autora de Mandrágora, no tiene previsto en un futuro inmediato continuar con esta historia: Este libro iba a ser el primero de toda una serie de libros con el mismo personaje, pero abandoné el proyecto cuando me embarqué en la redacción de la trilogía Memorias de Idhún. A día de hoy aún no sé si seguiré escribiendo las aventuras de Miriam y los demás, pero, en cualquier caso, la editorial no lo da por cerrado”.

Sin embargo, ha escrito muchos otros libros interesantes y tiene previsto publicar en verano una nueva obra que se titulará Dos velas para el diablo: una atractiva sugerencia de lectura para las vacaciones.

La autora tiene una buena página web con un foro y otros contenidos sugerentes. Entre otras cosas, en ella podéis hallar información curiosa sobre su obra Mandrágora: ¿te has preguntado en cuánto tiempo la escribió, cómo se le ocurrió la idea, te gustaría ver la foto de una mandrágora real?. Pincha en el enlace y localiza la obra en el apartado Libros publicados:

http://www.lauragallego.com/

¡Feliz navegación!


¡Chicos, ojo con la ortografía!

21 marzo, 2008

genio-y-cazo.gif


Creatividad

21 marzo, 2008

La necesidad de crear e inventar es un impulso humano fundamental y nos distingue de las demás criaturas que pueblan este planeta. Escritores, pintores, escultores y demás artistas a lo largo de la historia, se han movido guiados por esta la necesidad de expresarse de forma original y novedosa. Pero la creatividad es algo que también está presente en nuestra vida cotidiana y que se manifiesta de formas muy diversas. Compruébalo viendo esta presentación, te sorprenderá lo que algunos son capaces de hacer con un cuchillo y un poco de imaginación. Pincha en este enlace que ves aquí:

http://www.slideshare.net/marianmus/arte-culinario-273950


Edad Media: ¿de cuántas cosas te acuerdas?

21 marzo, 2008

Un vídeo con el que podrás repasar las principales obras medievales y el contexto en el que se escribieron.