¿Sabías que…?

27 abril, 2008

El origen del término Barroco es controvertido: algunos tratadistas opinan que deriva de la voz latina verruca, verruga; otros consideran que su origen es el término griego baros, peso, en alusión a lo recargado del estilo; y otros, defienden la interpretación que parece más verosímil: se refieren al antiguo vocablo portugués barroco, con el que se designaban las perlas de forma irregular y gran tamaño muy empleadas en orfebrería. Los críticos neoclásicos utilizaron el término como sinónimo de extravagante, exagerado, confuso en comparación con lo clásico. A finales del siglo XIX, se aceptó la denominación de Barroco para definir el gran período artístico que sucedió al Renacimiento y que había tenido, hasta ese momento, un significado despectivo.


Lope y Harry

27 abril, 2008

La comedia nacional o comedia nueva (teatro barroco) fue creada por Lope de Vega. Se escribía en verso, no respetaba la reglas de las tres unidades de Aristóteles (unidad de acción, lugar y tiempo), mezclaba elementos trágicos y cómicos, y sus temas fundamentales eran el amor, la honra y la religión. Ya sabéis que Lope de Vega intentaba agradar a un público amplio y que consiguió tener muchísimo éxito en su época. Hoy puede parecer que muchos autores barrocos han pasado de moda y sólo interesan a los estudiosos de la historia de la literatura. Mirad cómo se queja el mismísimo Lope de su situación actual en este divertido vídeo:

 

Por cierto, a Lope se le llamó “el Fénix de los ingenios” porque se le atribuyen más de cuatrocientas obras dramáticas y cultivó también la lírica y la narrativa. La palabra fénix se utiliza, figuradamente, para designar aquello que es exquisito o único en su especie.

El Ave Fénix era un animal mitológico, concretamente un ave del tamaño de un águila, de plumaje rojo, anaranjado y amarillo incandescente, y con un pico y garras fuertes. Según la leyenda cristianizada, el ave Fénix vivía en el Jardín del Paraíso, y anidaba en un rosal. Cuando Adán y Eva fueron expulsados, de la espada del ángel que los desterró surgió una chispa que prendió en el nido del Fénix e hizo que ardiera. Al ser el único animal que no había probado la fruta del paraíso, se le concedieron varios dones. Uno de ellos fue el de la inmortalidad, a través de la capacidad de renacer de sus cenizas.  

A los amantes de Harry Potter ya os sonará porque aparece y le da nombre a la quinta entrega de la serie: Harry Potter y la orden del Fénix.

                                                        

                                        

           

 


Blogs hermanos

27 abril, 2008

                                  

 

              “Bienaventurados los árboles que se han olvidado del frío y 

               levantan contra el cielo un arañazo verde de vida, un deseo de

               abrir las ramas en el horizonte (…)”

                                                                          Luis García Montero

Hoy os recomiendo un blog de lengua y literatura donde podéis encontrar información interesante y posts muy sugerentes sobre los temas y autores que estamos estudiando este año. Constituye una prueba más de la creatividad e interés de su autora por hacer de sus clases algo vivo y atrayente contra viento y marea, rasgo que yo incluiría en la lista de virtudes que caracterizan a los profesores con los que se aprende más y mejor. Podéis daros una vuelta por:  http://belendom.blogspot.com/


Una sevillana muy barroca. Los tópicos.

17 abril, 2008

                                                                                                                                                                                            

Imagino que muchos de vosotros ya estaréis esperando impacientes: la feria está a la vuelta de la esquina, quedan dos telediarios para volverse a marear en el nuevo cacharrito de la calle del infierno. Las sevillanas son las canciones que más escuchamos y bailamos allí, se asocian con la alegría. La cuestión es que, con el jaleo festivo, no reparamos en la letra de muchas de ellas y merecería la pena. Sevillanas las hay de muchos tipos, algunas tienen cierto aire hortera, véanse unos ejemplos:

* “Con lo bonito que era salir con la luz del día y recogerse temprano // vuelves a la amanecía y sin novio de la mano” (Un padre habla con su hija)  (Grupo: Las Carlotas)

* “Esta tarde se casa mi niña, yo no sé si reirme o llorar // anda, peluquera, no la pongas más guapa que está”. (Grupo: Ecos del Rocío)

Pero, como este es un blog de literatura, nos centraremos en una de ellas para analizar qué relación puede tener con la materia, concretamente vamos a ver lo que ocurre con Pasa la vida. Seguro que la conocéis:

 

 

Esta es una sevillana muy barroca, ¿por qué?. Fijaos, por ejemplo, en lo que dice la letra de la primera, tercera y cuarta parte de la sevillana:

 

* LA PRIMERA: Pasa la vida, pasa la vida.

Pasa la vida y no has notado que has vivido

cuando pasa la vida.

Tus ilusiones y tus bellos sueños, todo se olvida,      

 

ESTRIBILLO: Pasa la vida, igual que pasa la corriente

del río cuando busca el mar                                          

y yo camino indiferente donde me quieran llevar. 

 * LA TERCERA: Y pasa la gloria, pasa la gloria.

Pasa la gloria, nos ciega la soberbia,

pero un día pasa la gloria. y ves que de tu obra ya no queda ni la memoria.

 * LA CUARTA: Pasan los años,

se va la juventud calladamente.

Pasa la vida con su triste carga de desengaño.

 

Aquí aparecen una serie de tópicos que representan la ideología barroca. Si recordáis, los tópicos eran algunos temas que se repiten de forma recurrente en la literatura, también se conocen con el nombre de lugares comunes. En la Edad Media aparecían algunos: Ubi sunt? (¿dónde están?, referido a la fugacidad de lo terrenal); o a la muerte igualatoria. En el Renacimiento se mencionaban otros: Carpe diem (goza, aprovecha el día); Locus amoenus (lugar agradable, paisaje ideal: pájaros que cantan, ríos de agua cristalina…); Beatus ille (dichoso aquel que se aparta del mundanal ruido).

En el Barroco: Tempus fugit (el tiempo pasa, la vida humana tiene una condición fugaz), Homo viator (el hombre es un peregrino, un viajero que anda por el camino de la vida) y Vita flumen (la vida es como un río que desemboca en el mar, que es la muerte). Otro tópico será el de la vida como sueño del que se despierta con la muerte y que veremos cuando estudiemos el teatro de Calderón de la Barca.

¿Serías capaz de reconocer tres tópicos barrocos en la sevillana?


Don Quijote y lo kitsch.

17 abril, 2008

Billete de 1 peseta del Banco de España emitido en 1951.

Don Quijote es uno de esos personajes que ha saltado de las páginas de un libro al mundo real. La ruta de Don Quijote es un atractivo turístico del que viven muchos pueblos de La Mancha (Ciudad Real, Toledo, Cuenca, Albacete), y el hecho de que el Quijote empiece así:“En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme”, ha suscitado múltiples discusiones acerca de cuál sería la ubicación real de ese municipio y de por qué Cervantes dice que prefiere, voluntariamente, no recordar su nombre. Algunos críticos creen que este lugar fue Argamasilla, y muchos pueblos se disputan el honor de ser la patria del ingenioso hidalgo.

Don Quijote es ya un icono que se reproduce en cualquier soporte: cajas, pins, tazas, ceniceros, billetes, monedas, etc. Entre esa gran cantidad de objetos con la imagen de Don Quijote, habría muchos que entrarían en la categoría de lo kitsch. La palabra kitsch (del término alemán yidis: etwas verkitschen),  define al arte que es considerado como una copia inferior de un estilo existente. También se utiliza el término kitsch para referirse a cualquier arte que es pretencioso, pasado de moda o de muy mal gusto. Aquí tenéis muchos ejemplos de lo que digo: http://www.donkitsch-ote.com/      (pinchad de nuevo en la imágen para ver el museo donkitsch-ote).       

Además de kitsch, otra palabra que se ha puesto de moda es friqui (viene del inglés freak que significa extraño, extravagante, estrafalario). El término kitsch ya aparece en el Diccionario de la Real Academia Española y es un extranjerismo (una palabra que en castellano mantiene su forma original); sin embargo, friqui todavía no está (sería una palabra hispanizada, adaptada a la pronunciación española). En este momento, el máximo exponente de lo friqui sería Rodolfo Chikilicuatre y la canción con la que representará a España en el Festival de Eurovisión 2008: el chiki chiki, ¿no os parece?.

                                                                          

 


Embudos, cerebros secos, sal y piedras.

9 abril, 2008

 

Algunas obras teatrales son adaptaciones de textos literarios no dramáticos. Este es el caso de la obra El licenciado vidriera que pertenece a las novelas ejemplares de Cervantes y que hemos visto representada. Si recordáis, una dama se enamora del protagonista, pero él prefiere dedicarse a sus libros en vez de a otros asuntos mundanos como corresponder a su amor. La dama le entrega un membrillo con un hechizo para ablandar su voluntad y provocar que se enamore de ella. Sin embargo, el hechizo tiene un efecto nefasto: el licenciado enloquece y cree que es de vidrio.

En el atuendo de Tomás había un elemento que no sé si os llamó la atención: llevaba un embudo por sombrero. El embudo es uno de los atributos iconográficos tradicionales para representar al loco. Los atributos iconográficos son elementos que acompañan a las imágenes, pueden tener una carga simbólica y permiten que las identifiquemos con más facilidad. Por ejemplo, a San Pedro Apóstol se le representa con unas llaves en la mano porque Cristo le prometió las llaves del cielo, (además es el patrón de los porteros y los conserjes, ¿no os parece curioso?). Lo mismo ocurre con los dioses de la mitología.

 

 

 

Cuando Cervantes describe la locura de Don Quijote lo hace de esta forma:

En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro de manera que vino a perder el juicio.

Y cuando habla de la ignorancia de Sancho lo hace así:

En este tiempo solicitó don Quijote a un labrador vecino suyo, hombre de bien —si es que este título se puede dar al que es pobre —, pero de muy poca sal en la mollera. (mollera = cabeza).

Si buscáis estas expresiones en un diccionario fraseológico moderno, veréis que no aparecen porque actualmente ya no se usan.

En la Edad Media, se creía que los enfermos mentales podían curarse si se sometían a una operación: la extracción de la piedra de la locura. Un cuadro de El Bosco representa esta escena, un personaje con un embudo en la cabeza opera a otro, aunque lo que saca de su cabeza no es una piedra sino una flor. Está acompañado por un clérigo y una monja que lleva un libro cerrado sobre la cabeza, estas figuras se han visto como los símbolos de la superstición y de la ignorancia, de la cual se acusaba al clero. Además, hay unas letras arededor del cuadro y que dicen: “Maestro, quíteme la piedra, me llamo Lubbert Das”. Este nombre se utiliza en Holanda para designar el culmen de la estupidez humana. Si vais al Museo del Prado, no dejéis de ver los curiosos cuadros de El Bosco.

                                       


Escatología

1 abril, 2008

paloma1.jpg

Hace unos días leímos el episodio quijotesco de los batanes (máquinas compuestas por numerosos rodillos que se usan para limpiar y desengrasar tejidos) que aparece en vuestro libro de texto, y eso dio pie a hablar sobre la escatología en El Quijote. También comentamos que Avellaneda utiliza la escatología en su Quijote apócrifo y, unas semanas antes, hubo algunas versiones escatológicas en los finales de vuestros relatos escritos a partir de la noticia “Un móvil, un váter y el tráfico de Nueva York”, así como en las recetas para cocinar insectos. Parece que no hay más remedio que dedicarle una entrada en el blog.

La palabra escatología tiene un origen griego (σκατός, excremento) y en ella se basan multitud de chistes. Cuando se cuenta un chiste, se utiliza la variedad coloquial de la lengua (más propia de lo oral que de lo escrito) y pueden aparecer palabras tabú.  

Ya que estamos con el tema de las palabras de origen griego, ¿alguien recuerda qué término se emplea para referirse al consumo de insectos como alimento?. Y otra cosa, ¿por qué creéis que los chistes de contenido escatológico nos hacen gracia?.