¡Felices vacaciones!

29 junio, 2008

A estas alturas ya estáis disfrutando de las vacaciones de verano y no sé si seréis muchos de vosotros los que os daréis una vuelta por aquí. Por razones personales (una serie de imprevistos), no he tenido mucho tiempo para escribir antes este mensaje como era mi intención, pero más vale tarde que nunca.  

Espero que guardéis un buen recuerdo del año. En líneas generales, creo que todo ha ido bastante bien, esa es la impresión que me dio cuando hicimos el ejercicio sobre la memoria, a partir de un texto de Luis Buñuel, a modo de pequeño balance final. Por mi parte, os recordaré con cariño.

Mucha suerte a los que tenéis que presentaros en septiembre a alguna asignatura, ánimo para todos el próximo curso. El verano es un tiempo excelente para leer y llevar a cabo proyectos aplazados durante el año. Descansad, disfrutad todo lo que podáis del tiempo libre y cargad bien las pilas. ¡Un abrazo y qué paséis unas vacaciones estupendas!                                             

                                       

 


Proposiciones subordinadas adverbiales

13 junio, 2008

Si…

Entonces…

Cuando no…

Sigue pedaleando un poco más, ¡ánimo con los exámenes!, nos espera un merecido descanso a la vuelta de la esquina. ¿Tienes, ya, planes para estas vacaciones?


Blogs hermanos

27 abril, 2008

                                  

 

              “Bienaventurados los árboles que se han olvidado del frío y 

               levantan contra el cielo un arañazo verde de vida, un deseo de

               abrir las ramas en el horizonte (…)”

                                                                          Luis García Montero

Hoy os recomiendo un blog de lengua y literatura donde podéis encontrar información interesante y posts muy sugerentes sobre los temas y autores que estamos estudiando este año. Constituye una prueba más de la creatividad e interés de su autora por hacer de sus clases algo vivo y atrayente contra viento y marea, rasgo que yo incluiría en la lista de virtudes que caracterizan a los profesores con los que se aprende más y mejor. Podéis daros una vuelta por:  http://belendom.blogspot.com/


Bienvenidos al blog

20 marzo, 2008

    

bienvenidos1.jpg

      bienvenidos-2.jpg      

Bienvenidos a este blog que pretende ser un complemento de las clases diarias del instituto, y que está abierto a que dejéis las sugerencias y los comentarios que os parezcan oportunos. Si quieres comentar algo, debes pinchar en el enlace que aparece abajo en letra pequeña. ¡Tus comentarios serán bienvenidos!.                                                                          

blog-comentarios.jpg

 La primera entrada del blog está destinada a hablar un poco sobre el gusto por la lectura. A veces, no es fácil acertar con las lecturas obligatorias de la asignatura que intentan mejorar la capacidad expresiva y conseguir que leer se convierta en un hábito placentero. Cuando al escritor Gustavo Martín Garzo le preguntaron si era posible “enseñar la entrada a ese reino a alguien que no lo ha visto” contestó lo siguiente:

“Se puede hablar de los libros, y transmitir nuestro entusiasmo por ellos, pero no ocupar el lugar de nadie al leerlos. La puerta que abre el acceso a ese reino secreto no puede ser descubierta más que en la intimidad del acto lector”.

Durante el curso seleccionamos una serie de obras, las leemos y eso se evalúa luego, pero realmente es cada uno quien tiene que encontrar cual es la lectura que más le va de acuerdo con sus gustos, intereses, etc. y para eso sólo hay un camino: leer. Hay quien tiene la suerte de “engancharse” a la lectura y hay quien no… El escritor Antonio Muñoz Molina cuenta su apasionada experiencia como lector:

El mundo real, la experiencia concreta, pueden ser felices o desdichados, estimulantes o tediosos: sea como sea, uno vive en ellos sometidos a severas limitaciones de tiempo y espacio, a un reparto de personajes nunca numeroso, a la posibilidad del aburrimiento. El libro multiplica las dimensiones del mundo y la variedad de los paisajes y las vidas; lo salva de la inmediatez literal de las cosas, de su anclaje fatal en el aquí y el ahora, en el yo consabido. Pero el libro no embota la curiosidad hacia el espectáculo ilimitado y gozoso de lo más cercano: bien leído, es una lente de aumento, un microscopio, un telescopio, una máquina del tiempo.

Sin duda alguna, la lectura de un libro es una de esas aventuras en las que merece la pena embarcarse.

happiness2.jpg